Servicio de Oración



Ezequiel 36:37-38 “Así ha dicho Jehová el Señor: Aún seré solicitado por la casa de Israel, para hacerles esto; multiplicaré los hombres como se multiplican los rebaños. Como las ovejas consagradas, como las ovejas de Jerusalén en sus fiestas solemnes, así las ciudades desiertas serán llenas de rebaños de hombres; y sabrán que yo soy Jehová.”

La gente seguirá clamando al cielo y buscando a Dios a pesar de las dificultades, esas oraciones llegarán delante del trono y habrá multiplicación en todo lo que ahora hay escasez, las ciudades que están destruidas serán restauradas. Esa situación en el país producirá un mayor peso de gloria, las personas vendrán a Dios y le buscarán intensamente.  El próximo milagro que viene para Venezuela no solo serán sanidades, milagros y prodigios, también habrán milagros económicos.

Esta situación en el país despertará en los venezolanos una necesidad por clamar al cielo y buscar a Dios.  El Reino de los cielos es para los valientes y los que lo arrebatan. A través de las situaciones Dios está impulsándote para que emprendas y así Él te va a bendecir.

La obra de Dios nunca será un impedimento para que emprendas, lo importante es que nunca te olvides de dónde te sacó Dios y dónde está tu verdadero servicio a Él. Todos los que se rinden, trabajarán para los que no se rindieron.  Aunque el Reino de los cielos te invita a emprender, cuando lo haces  te prueba a ver quién eres y las intenciones de tus acciones al ser prosperado.

Si vemos en el caso de Israel, Dios lo sacó de un lugar donde vivían con comodidades y los llevó al desierto para probar sus corazones y mostrarles que Él los iba a bendecir.

Nunca olvides que Dios siempre probara el corazón de sus hijos, para formarlos como verdaderos valientes. Dios no te va a bendecir por lo que eres, Dios te bendice por lo que Él es. Quien te quiere bendecir no es un sistema político o un sistema religioso, quien desea tu mayor bendición es Dios.

A veces quieres traer tus malas actitudes al Reino, pero Dios te llevará al desierto para purificarte y quitarte todo aquello que no es de Él.

Dios está buscando creyentes emprendedores que sean capaces de creer más allá de lo que ven, porque el Reino de los cielos es para valientes y si lo eres, confía en que serás prosperado en todas las áreas de tu vida.

Dios va a hacer que clames a Él de una u otra forma, de tal manera que verás resueltos tus problemas. Es necesario solicitar a Dios en todo momento y verás que Él te va a bendecir, aunque te encuentres en el desierto y angustia. Él es el único que tiene el control de Venezuela.