Servicio de Oración

Isaías 41:10: “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”.

Antes que mostrarles a otros mis problemas, debemos ocuparnos en ir delante de Dios en oración. Dios no lo dice como un consejo, sino como una orden: “¡No temas!”. Así como cuando los niños tienen tanto temor que lo único que queremos hacer es tomarlo por los hombros y decirles con firmeza: “¡No tengas miedo!”. De la misma manera, Jesús nos sacude todo el temor con su inmenso amor, y nos da la seguridad de que algo bueno va a ocurrir, y estar consientes que Dios está en control. ¿Por qué no debo temer? Porque Jehová, el Rey de reyes, mi Sanador, mi Protector, mi Proveedor y el que pelea por mí, ESTÁ CONMIGO.

En ese pasaje no está hablando un policía, un militar o cualquier hombre, sino DIOS mismo. Él nos afirma que SIEMPRE nos ayudará y SIEMPRE nos sustentará con la diestra de su JUSTICIA… Su ayuda no está condicionada a nuestros errores, a nuestras conductas o nuestras fallas. Su Palabra nos sustenta, nos da vida y nos da gozo. De este lugar no nos moveremos, porque algo grande y hermoso viene para Venezuela. Veremos y seremos testigos de lo que Él hará en nuestro país.

Isaías 41:17-18: “Los afligidos y menesterosos buscan las aguas, y no las hay; seca está de sed su lengua; yo Jehová los oiré, yo el Dios de Israel no los desampararé. En las alturas abriré ríos, y fuentes en medio de los valles; abriré en el desierto estanques de aguas, y manantiales de aguas en la tierra seca”.

Dios irá delante de nosotros abriendo las puertas que deben abrirse y aun en medio de los grandes problemas que representan los desiertos, Él hará brotar ríos de provisión para cualquier necesidad que tengas.

¡Correrán manantiales de agua fresca, provisión y progreso para tu vida y país, vístete del gozo de Dios y verás su gloria!

Pastora Rebecca Bertucci  – Martes 2016-09-14