TÚ NO NACISTE PARA PERDER, ¡NACISTE PARA GANAR!

Pastora Rebeca de Bertucci durante foro para mujeres

(Prensa Maranatha Venezuela, 17 de agosto de 2018).- La pastora Rebeca de Bertucci se dirigió a miles de mujeres durante un foro especial realizado en la Iglesia Maranatha Venezuela, este viernes 17 de agosto, con la finalidad de fortalecer el corazón de estas mujeres y animarles a creer y luchar por los logros que aspiran y los milagros que requieren para sí y sus familias, teniendo a Jesús como centro de sus vidas y su Santo Espíritu como su principal ayudador. “Tú no naciste para perder, ¡tú naciste para ganar! No importa cómo se vea tu matrimonio o tu familia, ¡no hay nada perdido para el Cielo!”, expresó con firmeza. Asimismo, muchas inquietudes de las presentes fueron expuestas por estas y aclaradas por la pastora Bertucci a la luz de la Palabra de Dios, estableciéndose un pertinente consejo en cada caso.

De esta forma, inició su participación relatando el bíblico episodio en el que Jesús anima a Marta a poner como prioridad escuchar la voz de Dios para sí y dejar los afanes. “Así como Marta, muchas veces nos encontramos afanadas y turbadas por la cantidad de problemas, entregadas a heridas y amarguras, preocupadas por el día a día, más que estar en Jesús”, señaló, al tiempo que explicó la necesidad de vaciarse de todo aquello que perturba, para llenarse plenamente de Dios: “Vacíate de todo lo que te está perturbando, porque Jesús quiere cumplir su propósito en ti.”

En este sentido, la pastora Bertucci continuó la enseñanza hablando de la importancia de la mujer en la familia y de la intercesión de esta para alcanzar la restauración de los suyos y cada milagro que necesite, entendiendo que la solución ante cada circunstancia radica en estar a los pies de Jesús. “¡Eres una intercesora, que sabe pelear sus milagros en el terreno espiritual! No pienses que verás la restauración de tu familia dejando de orar, ¡necesitas permanecer firme en la intercesión!”, sentenció ante un auditorio pleno de mujeres atentas y expectantes.