“Viene un tiempo de restitución”

Zacarías 9:12: “Volveos a la fortaleza, oh prisioneros de esperanza; hoy también os anuncio que os restauraré el doble”.

Antes de ir más profundo en el tema, es necesario definir la restitución. Su significado es: Devolución, restauración o recuperación de lo que perdiste o te quitaron.

Hay un anuncio de parte de Dios para Venezuela y para cada uno de nosotros: “¡Voy a restituirles al doble!”. Por lo tanto, viene una doble honra y bendición para tu vida y en cualquier momento, Él traerá libertad para este país. Dios hace mención de las palabras “prisionero de esperanza”, porque aquel que guarda esperanza en su corazón, aún cuando esté preso físicamente, por dentro se siente libre. Por eso, en medio de toda esta crisis y cada adversidad, nuestro trabajo como cristianos, es llevar esperanza a cada venezolano y el principal motivo de alegría es saber que todo lo que Él ya ha prometido para nosotros, lo cumplirá. Con esto, podemos entender que todo lo que hacemos para el Reino de Dios, es retribuido.

La restitución viene para aquellos que aguardan con una actitud de gozo. Este pasaje dice: “volveos a la fortaleza”, y lo podríamos interpretar como un llamado a volver a la oración, a la iglesia o de otras maneras, pero según Nehemías 8:10, nuestra fortaleza es el gozo del Señor. Puede que estés atribulado y turbado, pero solo espera en Dios y alábale en todo momento. Es imposible hacerlo si estás triste.

Nunca permitas que la queja, el desánimo o la decepción te quiten la oportunidad de ser restituido por Dios. El arma que más usa el enemigo contra nosotros, es el desánimo; en cambio, la única forma que tenemos para contrarrestarlo, es teniendo esperanza.

¡NO PIERDAS TU GOZO!