Un movimiento de ayuno y oración se está levantando (Ayuno Nacional)

La creación clama por la manifestación de los hijos de Dios, aquellos que no solo sirven en la iglesia, sino que sirven al país. El Evangelio Cambia trascenderá no solo a realizar una predicación agresiva, sino que seremos miles sirviendo al país. Eso es producto de la oración y el ayuno, eso es lo que producirán los movimientos de Dios en la nación.

2 Crónicas 6:19-20: “Mas tú mirarás a la oración de tu siervo, y a su ruego, oh Jehová Dios mío, para oír el clamor y la oración con que tu siervo ora delante de ti. Que tus ojos estén abiertos sobre esta casa de día y de noche, sobre el lugar del cual dijiste: Mi nombre estará allí; que oigas la oración con que tu siervo ora en este lugar.”

La iglesia es un lugar de oración. Salomón no tenía planeado organizar un pequeño concilio, él inauguró un templo para crear un movimiento nacional de oración y ayuno. Él era gobernante de Israel y tenía una mentalidad de Reino de Dios. Él estaba convocando un movimiento de oración en la nación para orar de día y de noche.

2 Crónicas 6:32-33: “Y también al extranjero que no fuere de tu pueblo Israel, que hubiere venido de lejanas tierras a causa de tu gran nombre y de tu mano poderosa, y de tu brazo extendido, si viniere y orare hacia esta casa, tú oirás desde los cielos, desde el lugar de tu morada, y harás conforme a todas las cosas por las cuales hubiere clamado a ti el extranjero; para que todos los pueblos de la tierra conozcan tu nombre, y te teman así como tu pueblo Israel, y sepan que tu nombre es invocado sobre esta casa que yo he edificado.”

Este tiempo no es para crear organizaciones religiosas sino para generar un movimiento que va a salvar al país y reconciliará a los venezolanos. Iglesia, dejemos de tener una mentalidad pequeña y pensemos que el movimiento de ayuno y oración que se avecina es para la transformación de Venezuela y no para nuestros intereses.

2 Crónicas 7:14: “si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.”

No podemos hacer planes sino estamos fundamentados en el ayuno y la oración, así estaremos sobre la Roca Inconmovible. Esa es la garantía de que vendrá un avance en todas las áreas de la nación. Iglesia, preparémonos para ver días de gloria en Venezuela. Este ayuno nacional es el inicio de algo grande, porque veremos a todos los venezolanos orando para que la nación se vuelva a Dios. ¡Comienza un nuevo tiempo para la iglesia y el país! ayuno nacional es el inicio de algo grande, porque veremos a todos los venezolanos orando para que la nación se vuelva a Dios. ¡Comienza un nuevo tiempo para la iglesia y el país!