“Servicio de Oración”



La oración eficaz es aquella que alcanza aquello por lo que estás orando. Y no puede haber una oración eficaz sin la ayuda del Espíritu Santo de Dios.

Romanos 8:14: “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.”

La oración eficaz tiene la capacidad de lograr un objetivo, y en este caso, se trata de conseguir la manifestación de Dios sobre nuestro país. Esta oración eficaz es guiada por el Espíritu Santo, quien escudriña el corazón de Dios e intercede por nosotros, para que ésta sea respondida conforme a lo que nos es más conveniente.

Si pedimos algo conforme a la voluntad de Dios, esto nos será dado, y el Espíritu Santo nos indica cómo orar convenientemente, pues nos muestra lo que hay en el corazón de nuestro Padre. No se trata de orar según nuestros deseos, o según las cosas de los hombres, sino de poner nuestra mirada en las cosas de Dios y estar alineados a su voluntad para obtener respuesta.

No son nuestras circunstancias las que determinan el motivo o dirección de nuestra oración. Hemos de rendirnos a la voluntad de Dios y pedir que venga su Reino y se haga su voluntad.

Oremos en la bendición de Dios y no basados en el problema, creyendo en lo que Dios ha dicho, sabiendo que Él es todopoderoso y nuestro máximo proveedor. La oración es un arma espiritual poderosa que nos permitirá recibir una respuesta del cielo, la cual es el reflejo de su Reino aquí en la tierra.

Permitamos al Espíritu Santo que nos guíe a diario en nuestra oración, para que sea Él quien nos muestre cómo orar según la voluntad de Dios y no según nuestros deseos humanos o limitados, y solo así, obtendremos de manera eficiente la respuesta a nuestras súplicas y ruegos en el nombre de Jesús.