“Señor, hazme prosperar ahora”

Muchas veces tenemos fe y expectativas en lo que Dios va a hacer en el futuro, pero Dios no solo puede hacer cosas en el futuro, debemos empezar a confiar en un Dios que puede hacer cosas hoy, tenemos que creer que no solamente tiene poder para hacer que vengan días de gloria, tiene poder para hacer que los días de gloria vengan hoy, Dios no solo es un Dios del futuro, es Dios del presente y puede prosperarnos y sanarnos ahora.

Salmo 118:25: “Oh Jehová, sálvanos ahora, te ruego; Te ruego, oh Jehová, que nos hagas prosperar ahora.”

El problema nunca está en Dios, el problema somos nosotros que no estamos listos para lo que Él quiere hacer, y nada va a cambiar en nuestra vida hasta que algo cambie en nosotros. Hemos sido procesados, pasados por el fuego, por el agua, por situaciones y estamos aquí orando, es por ello, que estamos listos para el ahora y el de repente de Dios, nuestra fe debe ser trasladada de una fe que cree para el  futuro, a una fe que cree para hoy, no podemos irnos sin nuestra bendición.

2 Corintios 6:2: “Porque dice: En tiempo aceptable te he oído, Y en día de salvación te he socorrido. He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.”

Hoy es nuestro día, no atrasemos más la fe y el milagro, hoy lo podemos recibir, tengamos una fe osada y creamos por un ahora de Dios, creamos que es nuestro tiempo aceptable, que comienza para nosotros una nueva temporada, porque podemos lo que la Biblia dice, desatemos la fe de Dios para creer en lo que va a hacer hoy.