Presiona el mundo espiritual con oración

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Hechos 16: 25- 32: “A eso de la medianoche, Pablo y Silas se pusieron a orar y a cantar himnos a Dios, y los otros presos los escuchaban. De repente se produjo un terremoto tan fuerte que la cárcel se estremeció hasta sus cimientos. Al instante se abrieron todas las puertas y a los presos se les soltaron las cadenas. El carcelero despertó y, al ver las puertas de la cárcel de par en par, sacó la espada y estuvo a punto de matarse, porque pensaba que los presos se habían escapado. Pero Pablo le gritó: — ¡No te hagas ningún daño! ¡Todos estamos aquí! El carcelero pidió luz, entró precipitadamente y se echó temblando a los pies de Pablo y de Silas. Luego los sacó y les preguntó: —Señores, ¿qué tengo que hacer para ser salvo? —Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos —le contestaron. Luego les expusieron la palabra de Dios a él y a todos los demás que estaban en su casa.”

La forma como reaccionas ante las circunstancias evidencia cómo las estás mirando, si espiritualmente o naturalmente. Lo peor que te puede pasar en tiempos difíciles, es perder la perspectiva de la realidad espiritual que te está aconteciendo. El enemigo es experto en hacerte perder tu efectividad espiritual, para que así empieces a mirar las cosas del modo natural, y hay gente que al no orar pierden la perspectiva de lo que se está moviendo espiritualmente en medio de su situación, lo que les llevará a no ser efectivos en medio de esa circunstancia.

La Biblia aclara que no hay que fijarse en las cosas naturales, porque estas son temporales y pasajeras, y nos aconseja mirar las cosas espiritualmente porque estas son eternas y tienen poder sobre las temporales, cuando entiendes esto, mientras oras sabes cómo actuar, qué pasos hay que dar y cuál es la realidad de la situación que te está atacando. Ante cada situación debes tener una acción, y no puedes ser pasivo frente aquello que quiere des6truirte – hablando espiritualmente – debes provocar del cielo una respuesta por medio de tu oración. Las respuestas vienen porque hay un pueblo sabio y entendido que presiona el mundo espiritual por medio de la oración.

Imagine que Pablo se hubiese entregado a esa situación en la cárcel, esa no es la actitud de los hijos de Dios. Cuando entras en una situación difícil esta empieza a controlar tus pensamientos y decisiones, empezando a manipularte desde adentro, y si no oras y respondes de forma correcta a esa situación, lo más probable es que esa circunstancia empiece a dominarte a ti.

La mayor prueba de un hombre de oración es el carácter de oración que tiene, que cuando no sabe cómo actuar entra al mundo espiritual, rompe la barrera de lo natural para así observar qué es lo que está pasando, atacándole, o dónde está la prueba. Recuerda que en el mundo espiritual está la respuesta y la salida, en el mundo natural no se ve una puerta, pero en el reino espiritual siempre hay una puerta que se puede abrir. La oración abre puertas donde el dinero y las conexiones no pueden. Cuando mueves el mundo espiritual algo pasa en tu entorno, por lo que es imposible que tu mundo se quede igual. La oración trae respuestas y trae un ejército de ángeles a tu favor.