Pastor Francisco Barrios (Ayuno Nacional)

Estoy consciente de todo lo que vivimos en nuestra nación, pero como creyentes también tenemos la capacidad de avanzar en lo que Dios quiere. Tal vez comenzaste el año sin dinero y con una inflación altísima; no lo sé, pero te diré el consejo de Dios: Si tienes fe, tu año no terminará como lo comenzaste.

No te dejes vender la idea de Satanás. Tal vez pudiste comenzar el año con fracasos o sin dinero, pero solo necesitas fe para cambiarlo, porque esta será la que cambiará tu condición actual por la posición que Dios quiere darte. Dice la Biblia: “Cosa que ojo no vio, ni oído oyó…” Yo vengo a decirte que Dios te ama de una manera incalculable, “porque de tal manera Él amó al mundo que dio a su Hijo unigénito”. Los planes de Dios son más grandes de lo que has pensado, soñado o imaginado, pero esa no es la garantía de que lo lograrás todo; la única garantía de que alcanzarás el éxito y saldrás de donde estás, es la fe. No me refiero a fe en tu cuenta bancaria o tus recursos, sino un poco de fe en lo que Dios ha dicho.

Hubo un hombre en la Biblia que pasó toda su infancia, y aun llegó a joven viviendo en escasez, él no sabía lo que era abundancia, pero creció sirviéndole a Dios, su nombre Josué. Él vio toda su vida al pueblo de Israel quejarse, – y quiero decirte que la queja no te llevará a ningún lado – este joven estaba en el desierto, y siempre comenzaba su año con fe y esperanza, pero murió el líder – Moisés – y tal vez perdió, por un tiempo, la fe y la esperanza, por lo que Dios se le apareció, no para darle recursos, ni comida, ni dinero, sino promesas de que si se mantenía firme, Él lo bendeciría y le daría cosas grandes. Si Dios le hubiese dado cosas materiales, quizás estas se agotarían, pero la fe y las promesas de Dios son recursos inagotables.

Salmos 37:1-3: “No te impacientes a causa de los malignos, ni tengas envidia de los que hacen iniquidad. Porque como hierba serán pronto cortados, y como la hierva verde se secarán. Confía en Jehová, y haz el bien; y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad.”

Satanás es un ladrón, y como a todo ladrón, le gusta las cosas valiosas – mientras tú tengas algo valioso, alguien querrá quitártelo – él está detrás de lo más valioso que tú tienes, y se llama fe. La Biblia describe la fe como algo mucho más valioso que el oro y la plata, y si te la quita, empezará la queja y la murmuración, y allí andaremos 40 años en la misma situación. Si quieres cambios, empieza el año con fe. Dios es bueno y misericordioso, pon la fe en su misericordia, no en tus capacidades, en sus palabras y promesas; Él te sacará de tu condición y te llevará a la posición que tiene para ti.

A Dios no le importa tu condición actual, a Él le importa todo lo que tiene para ti. El favor y la gracia de Dios te sacarán de tu condición y te llevarán a la bendición. Hay un lugar para ti en la mesa del Rey, Él no se ha olvidado de ti, y nunca lo hará.