“El mensaje de un profeta en un tiempo de crisis”

Dios siempre tiene algo que decirnos, si nosotros escudriñáramos más la Palabra y le prestáramos más atención, resplandeceríamos como la luz de la mañana. La Biblia tiene la salida a todas las dudas que tengamos, Dios tiene mucho que decirnos cuando estamos atravesando una crisis, ya sea familiar, económica, de países o globales, porque el mundo también está en medio de una crisis de valores y Dios tiene mucho que decirle a un mundo, a un país, a una familia, a un individuo en crisis.

Dios llamó a jeremías al ministerio siendo de casi 14 años de edad y también lo llamó en medio de una crisis, la mayor que haya podido tener la nación de Israel, un pueblo que había perdido los valores bíblicos y había entrado en batalla o guerra con Babilonia, la cual destruyó por completo esa nación, incluyendo el templo que había edificado Salomón, el templo que representaba para Israel su cultura, sus valores y su esperanza, pero en medio de esa crisis, Dios llama a un hombre para hablarle a un país en crisis, porque no importa la crisis por la estés pasando Dios siempre tiene algo que decir en ese tiempo. Así como Dios trajo un mensaje a través de Jeremías para ese pueblo, quiere traer una Palabra para ti.

Jeremías 4:22: “Porque mi pueblo es necio, no me conocieron; son hijos ignorantes y no son entendidos; sabios para hacer el mal, pero hacer el bien no supieron.”

Dios sigue llamando a ese pueblo mi pueblo, y tú piensas que Dios no te ve, porque cometes errores, pero Dios te ve como su pueblo y como su hijo.

Jeremías 35:15: “Y envié a vosotros todos mis siervos los profetas, desde temprano y sin cesar, para deciros: Volveos ahora cada uno de vuestro mal camino, y enmendad vuestras obras, y no vayáis tras dioses ajenos para servirles, y viviréis en la tierra que di a vosotros y a vuestros padres; mas no inclinasteis vuestro oído, ni me oísteis.”

Dios les está hablando del pasado, que les hablaba, pero no lo oyeron, por eso Dios levanta en medio de esa crisis una voz profética, porque el pueblo estaba listo para escucharla.

Jeremías 5:23-24: “No obstante, este pueblo tiene corazón falso y rebelde; se apartaron y se fueron. Y no dijeron en su corazón: Temamos ahora a Jehová Dios nuestro, que da lluvia temprana y tardía en su tiempo, y nos guarda los tiempos establecidos de la siega.”

Dios les está diciendo por darme la espalda es que están en crisis, pero ahora están listos para oírme, Dios les estaba diciendo separados de mi nada pueden hacer, no es que Dios les trajo la crisis es que ellos se la buscaron por darle la espalda a Dios.

Jeremías 1:5: “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.”

Dios es un Dios de planes y propósitos y aun en la situación por la que estés atravesando Dios tiene un plan, porque Él ha soñado una salida para eso. Dios Soñó un propósito para Jeremías, y tú naciste en este tiempo, porque Dios requiere que hagas algo en este tiempo, no eres una casualidad eres un plan de Dios y hasta que no cumplas el plan de Dios en tu vida no serás completamente feliz.

Jeremías 1:6-8: “Y yo dije: !!Ah! !!ah, Señor Jehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño. Y me dijo Jehová: No digas: Soy un niño; porque a todo lo que te envíe irás tú, y dirás todo lo que te mande. No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová.”

Dios no te está llamando por lo que tú eres, te está llamando por el plan que Él tiene. No se trata de nosotros se trata de quien va con nosotros; Dios va a levantar muchos con una Palabra, con una boca que va a traer bendición y vida, gente que no se pensaba que podían hacer algo para Dios. Inmediatamente Jeremías acepta el llamado de Dios, Él le da el mensaje para el pueblo y se lo da en el momento en que el pueblo estaba preparado para oír ese mensaje. Ese Dios que movió y levantó a Jeremías por amor a un pueblo, es el mismo ayer, hoy y siempre.

Jeremías 3:12: “Ve y clama estas palabras hacia el norte, y di: Vuélvete, oh rebelde Israel, dice Jehová; no haré caer mi ira sobre ti, porque misericordioso soy yo, dice Jehová, no guardaré para siempre el enojo.”

Dios está diciendo tengo un plan para ti, pero tienes que volverte a mí.

Jeremías 24:6-7: “Porque pondré mis ojos sobre ellos para bien, y los volveré a esta tierra, y los edificaré, y no los destruiré; los plantaré y no los arrancaré. Y les daré corazón para que me conozcan que yo soy Jehová; y me serán por pueblo, y yo les seré a ellos por Dios; porque se volverán a mí de todo su corazón.”

 Que Palabras tan poderosas, eso fue lo que Dios hizo con Israel y para Él no hay acepción de personas y si Él lo hizo una vez, lo volverá a hacer.

Jeremías 31:3-5: “Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia. Aún te edificaré, y serás edificada, oh virgen de Israel; todavía serás adornada con tus panderos, y saldrás en alegres danzas. Aún plantarás viñas en los montes de Samaria; plantarán los que plantan, y disfrutarán de ellas.”

Mira ese Dios que te ama, que ama a tu familia y a tu país, es un Dios de misericordia, Dios le está hablando en un tiempo de crisis donde todo parecía imposible, pero mira el mensaje de Dios para un país que le dio la espalda, un mensaje de esperanza.

31:16-17: “Así ha dicho Jehová: Reprime del llanto tu voz, y de las lágrimas tus ojos; porque salario hay para tu trabajo, dice Jehová, y volverán de la tierra del enemigo. Esperanza hay también para tu porvenir, dice Jehová, y los hijos volverán a su propia tierra.”

Dios ve un futuro de esperanza para ti, para nuestro país y en medio de esa crisis Dios tiene un mensaje y ¿cuál es el mensaje? “Esperanza”, lo que Dios le dijo a Jeremías, lo cumplió y los volvió a traer y ahora Israel es un pueblo próspero y bendecido por Dios y si Dios lo hizo una vez lo volverá a hacer. Y lo que Dios le dijo a Israel, hoy se lo dice a usted, tienes un mejor porvenir.