“Lo que Dios les dice a los que están secos y perdieron toda esperanza”

Dios nos colocó en medio de los huesos secos para dar vida a otras personas a través de Su Palabra, y debemos manifestar misericordia  como está escrito en la parábola del buen samaritano, la iglesia tiene que ser llevada a la gente que se encuentra en medio de las necesidades y estar cerca de ellos, tenemos que creer lo que Dios dijo y llevar esperanza para todo aquél que lo necesite.

 Si Dios cumplió con Israel por medio de sus promesas, Él también lo hará con nuestra Nación. ¡Profeticemos  y confesemos lo que está escrito en la biblia y hablémosle a esos huesos secos! Conoceremos al Dios de milagro en nuestras vidas, cuando proclamemos lo imposible y lo invisible en la tierra, lo que ya está determinado en el cielo. Vienen Días de Gloria para nuestro país.

¡Háblale a Venezuela Palabra de Dios! Lo que está sucediendo, no nos va a dañar, porque es tiempo de buscar a Dios en medio de estos momentos difíciles. Venezuela está clamando por la manifestación de los verdaderos hijos de Dios que puedan profetizar a una familia, a las circunstancias y a nuestro país. ¡Y lo que creemos lo veremos en toda la plenitud de Cristo!