“Las recompensas de la honra”

La honra es un valor del cristianismo, es uno de los tesoros del cielo que desatan las bendiciones sobre tu vida. La iglesia suele confundir la honra con la idolatría.  La idolatría es un culto hacia alguien o algo que se cree es una deidad, pero la honra es respetar y estimar a alguien, premiar su mérito.  La primera honra que se da es a Dios, pero Él no se enoja si se la demos a otra persona, si Dios es el primero en tu vida, Él no tiene problemas en que ames a tu prójimo y le honres.

1 Samuel 2:30 “Por tanto, Jehová el Dios de Israel dice: Yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mí perpetuamente; mas ahora ha dicho Jehová: Nunca yo tal haga, porque yo honraré a los que me honran, y los que me desprecian serán tenidos en poco.”

Si no valoras a alguien, no lo honrarás, eso aplica para Dios, tu matrimonio, tu pastor o líder. Si Dios no tiene problema en honrar a sus siervos, ¿por qué tienes problemas en honrarlos?

  • La honra es una fuerza poderosa y se da a través del amor (1 Timoteo 5: 17: “Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar.”)
  • Si el servicio de alguien merece honra y no lo haces, le estás debiendo al cielo (Romanos 13:7: “Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra.”)
  • Si honras a tu prójimo, tendrás recompensas del cielo y el favor de Dios (Mateo 10: 41: El que recibe a un profeta por cuanto es profeta, recompensa de profeta recibirá; y el que recibe a un justo por cuanto es justo, recompensa de justo recibirá.)

La Biblia habla mucho sobre la honra, pero en este mundo vemos que se ha perdido, por eso las personas en sus relaciones interpersonales no se valoran, pero sobre todo el hombre no honra a Dios. Debemos entender que la idolatría es algo abominable para el Padre.

Satanás siempre se levantará cuando los siervos de Dios son honrados, porque  sus artimañas siempre han sido dañar su corazón, pero el amor de Dios siempre les ayudará a resistir. No te dejes manipular por Satanás cuando quiera confundirte entre la honra e idolatría.

La honra se debe dar a Dios en primer lugar y también podemos darle honra a nuestro prójimo y al hacerlo, no estamos pecando.

Cuando honramos a Dios primeramente vamos a tener su favor en nuestras vidas y la honra tiene el poder de fortalecer al creyente por medio del amor de Dios.

No seamos escasos al honrar, somos una iglesia que da amor en libertad. La honra desata las bendiciones de Dios sobre tu vida, por eso no hablemos mal del otro, porque eso no agrada a Dios.

Amar al prójimo, no quiere decir que estés idolatrando

Si no valoras a alguien, no lo honrarás, eso aplica para Dios, tu matrimonio y tu líder

Si le das honra a Dios, no tiene problema que lo hagas con otro (Éxodo 20:12)

Cuando honras a tus padres, se desata el poder de las bendiciones de Dios (Efesios 6:2)

Si Dios no tiene problema en honrar a sus siervos, ¿por qué tienes problemas en honrar lo? 1 Samuel 2:30

A través de la honra los hombres de Dios son fortalecidos

No debemos idolatrar a nadie, pero si honramos a nuestros pastores y familias

 Si el servicio de alguien merece honra y no lo haces, le estás debiendo al cielo (Romanos  13:7)

Paga la deuda del honor que

La Biblia nos manda a honrar a todos (1 Pedro 2:17) – Pastor PacoMaranatha

Si honras  a tu prójimo, tendrás recompensas del cielo (Mateo 10: 41) – Pastor PacoMaranatha

Si honras a tu prójimo tienes el favor de Dios (Malaquías 1:9)

No seamos escasos al honrar, somos una iglesia que da amor en libertad – Pastor PacoMaranatha

A través de tu sujeción a tus líderes, se forma el carácter   (Efesios 4: 13

No puedes tener sujeción, si no honras

Cuando le das honra a tus autoridades y te sujetas a ellos, empieza a formase tu carácter (Efesios 4: 13 – Pastor @PacoMaranatha

Paga la deuda de honor que tu familia merece –  Pastor @PacoMaranatha

Honra el lugar