“Las aflicciones que preceden un milagro”

No todas las aflicciones traen problemas, hay aflicciones que traen un milagro. Los dolores de parto preceden a la vida, así mismo, un desierto y problema es la antesala de un milagro en tu vida, familia o país. ¡Muchas de las aflicciones que vives no te traerán muerte sino vida!

En el libro de Juan 16:33 dice “En el mundo tendréis aflicción, más confiad yo he vencido al mundo”. Tendremos aflicciones si hacemos lo bueno y muchas más si hacemos lo malo. Si pasamos por las aflicciones haciendo lo bueno, tenemos la garantía de Jesús de que nuestro destino no es vivir teniendo aflicciones y estando en el desierto, si no que el Padre estará con nosotros y tendremos paz en medio de ellas.

¡No estamos solos, Jesús esta con nosotros en medio de nuestros problemas y angustias! Jesús es nuestra gloria y el que levanta nuestra cabeza.

Isaías 40:1Consolaos, consolaos, pueblo mío, dice vuestro Dios.

En cada momento histórico Dios levanta un profeta para traer esperanza en medio del desierto y aflicciones. Escuchemos mensajes que nos edifiquen ¡Lo mejor esta por llegar!

Isaías 40:5-8  “Y se manifestará la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de Jehová ha hablado.Voz que decía: Da voces. Y yo respondí: ¿Qué tengo que decir a voces? Que toda carne es hierba, y toda su gloria como flor del campo. La hierba se seca, y la flor se marchita, porque el viento de Jehová sopló en ella; ciertamente como hierba es el pueblo. Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.”

La gloria de Dios se manifestará. Las aflicciones van y vienen, más la Palabra de nuestro Dios permanece para siempre. ¡Ánclate en la Palabra! Nuestra fe no niega la realidad si no que la cambia. Viene un tiempo de Gloria para nuestro país.

Isaías 40:31pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

 Los que esperan en Jehová tendrán fuerzas; correremos por el desierto y éste se hará pequeño. Fe no es solamente ser librado de algo, también es pasar por algo y salir victorioso.

No somos igual a los que creen en dioses paganos cuando están en aflicciones, nosotros ponemos nuestra esperanza en Dios. Somos siervos de Dios, Él nos ha escogido para esta hora. Ser servidor es un título que nos da dignidad, servir al Rey de Reyes y Señor de señores. A veces queremos ser siervos de Dios y no siervos de nuestros hermanos. Sirve a tu hermano y servirás a Dios.

Dios no está limitado por lo que somos ni por lo que tenemos, Él nos ama y nos ha escogido. ¡No temamos porque Él está con nosotros! No desmayemos pongamos nuestras fuerzas en Él; siempre nos ayudará, nos sostendrá y dará fuerzas. Este es el mejor tiempo para los emprendedores, ¡Veamos a Jesús en medio del desierto! Él nos dará ideas y fuerzas ¡Sobre nosotros amanecerá Dios!

¡Vienen milagros de prosperidad, lo que no estaba aparecerá, Dios nos dará manantiales en medio de desiertos. Dios le dice a nuestro país que vienen días de gloria. No es tiempo de que desmayemos, es tiempo de levantarnos, orar y buscar el rostro de Dios por que estamos a punto de un milagro solo tenemos que creer!