“La futura gloria de este país”

Vienen días de gloria para nuestro país, y seguimos tocando la vida de muchos, pues estamos convencidos que el próximo año 2018,  será un gran año, y Dios te da la capacidad de que hagas de él tu mejor o tu peor año. El contexto del próximo año será hostil pero tenemos las promesas del Señor.   Hubo un hombre llamado Isaac que vivía en una tierra llamada Filistea y pasaba por una crisis económica pero él creyó, sembró y cosechó al ciento por uno. Así sucederá al que cree,  sembraremos y cosecharemos en este país. Dios puso una carga en mi corazón por Venezuela,  la carga no tiene que ver con mis  deseos personales, sino con un futuro mejor para el país. Mucha gente ama a este país, por eso voy a trabajar por los que están adentro, sin criticar a los que están afuera. Satanás está interesado en destruir el propósito, él podrá tener la intención de deteriorar  al país o empujarlo hacia la destrucción, pero Dios te dice levántate y resplandece. Levantarse significa estar erguido contra  las circunstancias, levántate, sacúdete el polvo. No podemos dejar que las circunstancias nos dobleguen. Debemos ir  y ver más allá, más arriba y resplandecer,  decir que vienen días de gloria.  No hay nada más que brille en tu vida como  la esperanza, y esta es una luz que alumbra los ojos de las personas.

Este tema el profeta lo tituló  la futura gloria  de Sion y yo lo afecté cambiándolo a la futura gloria de Venezuela, es ese tiempo en el que el pueblo estaba en una situación difícil, igual a lo que pasamos en nuestro país. Pero hoy te doy una  orden: Levántate y  resplandece.  Dios anuncia: Levántate y resplandece porque ha venido tu luz. Dios no es un Dios del pasado, del presente o futuro, Él es eterno. Dios te ve en un solo plano, en un mismo momento, no fraccionado. Dios está dando una profecía sobre Venezuela, la gloria de este país ya nació aunque apenas comienza. Lo que tenemos es que creer,  aunque no suceda nada,  la gloria ya nació y la luz ya vino. Es cuestión de tiempo, el milagro que esperamos ya nació, solo esperamos que se manifieste. Dios anuncia para nuestro país que las naciones caminaran a la luz de esta. La luz vino y la gloria nació, es decir, lo que estamos sufriendo son dolores de parto, ¿será por eso que este país tiene nombre de mujer?  Estamos a punto de dar a luz. Los reyes de alrededor lo verán, serán testigos de lo  que Dios hará, los reyes de aquellos tiempos equivaldrían hoy en día a los presidentes. Los dolores que estamos sintiendo no son dolores de muerte,  son de parto porque Venezuela está dando a luz un futuro, por eso  no hay retrasos ni adelantos.

 El futuro de este país es imponente, alza tus ojos y mira  alrededor, vendrán de lejos tus hijos, la Palabra de Dios es eterna y puede repetirse en  circunstancias y actores diferentes, hay una profecía incluyente y destaca que muchos de los que se fueron de Venezuela  regresaran, eso es lo que Satanás quiere evitar. Sin embargo, todo será restituido y todos lo vamos a ver, no te lo van a contar, lo veras y resplandecerás. Vienen días de gloria para este país, se va  a maravillar tu corazón. Cuando el profeta anuncia que vienen días de gloria, muchos se preguntan ¿cómo lo vamos hacer? La Palabra dice que “multitud de camellos te cubrirán”. Vienen recursos de afuera para este país, Dios te va a dar lo mejor, lo que se anuncia hoy se hará mañana.

Vienen días de gloria, nunca más se oirá en tu tierra de violencia, Dios va  a hacer un cerco de protección a este país, y los que se quedaron verán,  y recibirán las mejores oportunidades, la mejor temporada. Dios termina diciendo yo Jehová haré que esto sea cumplido pronto, no es lejos, es pronto. Dios dice que el mismo lo va cumplir. Cada palabra que he dicho hoy no caerá en tierra, siempre haré lo que Dios me llame y obedeceré conforme a su deseo y voluntad.