“La importancia de una oración militante”

Como cristianos, enfrentamos continuamente batallas contra principados y potestades, contra espíritus malignos, y es de suma importancia que sepamos cómo vencerlas. No podemos hacer frente a un mundo espiritual si antes no hemos estado en la presencia de Dios, que es lo que nos da el poder que necesitamos. La única forma de obtener la victoria en cada circunstancia es conociendo verdaderamente quién es nuestro Dios, y solo podremos hacerlo por medio de una oración constante y militante. Una vez que entendamos el poder de la oración, no habrá adversidad que no podamos conquistar.

Éxodo 5:1: “Después Moisés y Aarón entraron a la presencia de Faraón y le dijeron: Jehová el Dios de Israel dice así: Deja ir a mi pueblo a celebrarme fiesta en el desierto.”

Después de que Moisés tuvo un encuentro con Dios y lo conoció, Dios le encomendó la tarea de liberar al pueblo de Israel del yugo de faraón y de los egipcios. No puedes ir a enfrentar un mundo espiritual si antes no has estado en la presencia de Dios. El Faraón representa a un espíritu maligno, que aún hoy día se encarga de atacar a la Iglesia de Jesús, y solo se puede vencer si se tiene una oración constante y militante. Lo más importante es que nosotros sepamos muy bien quién es nuestro Dios, eso basta para poder obtener la victoria en todo tipo de batallas.

Dios ha descendido sobre los corazones de quienes han conocido a Jesús, y al mismo tiempo, les ha dado la victoria ante cualquier circunstancia. No hay enfermedad, demonio o situación económica que pueda vencer a quienes conocen el poder de la oración. Lo importante no es la opinión de quienes no deciden creerle a Dios, sino que nosotros hemos decidido creer en Él.

Daniel 11:32: “…El pueblo que conoce a Su Dios, se esforzará y actuará”.

No importa lo que veamos en los medios de comunicación, ni las malas noticias que nos puedan decir, si Dios nos ha dicho que vienen días de gloria, es porque así sucederá, ¡y nosotros lo creemos!