“La fe nunca se sienta”

Génesis 17:1: “Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto.”

Mientras te muevas al lugar donde Dios te quiere, Satanás nunca podrá encontrarte. Si tu fe se sienta a descansar el diablo te alcanzará. ¿Cuántos años esperas cumplir para que Dios se te aparezca? A Dios no le importa tu edad, canas o arrugas, le importa la obediencia de tu corazón. La fe no solo es activa sino creativa, la fe se mueve por la Palabra de Dios.

Los hombres y las mujeres que han impactado al cielo y han amenazado al infierno, fueron personas que nunca permitieron que circunstancias de la vida sentaran su fe, un buen hombre o mujer de Dios jamás verán el retiro como una opción. Cuando Dios se le aparece a alguien invade su circunstancia.

Jeremías 3:15: “y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia.”

A Dios no le importa el tiempo porque Él es eterno, por esa razón se llama Yo Soy el eterno. Cuando Dios le habla a una generación también le habla a todas las generaciones, cada vez que Dios se le aparece a una generación quiere también bendecir a las generaciones venideras. A Dios no le importa la edad de esta generación, solo está buscando corazones obedientes. Sigue adelante con Jesús ahora y no te atrases.

Mientras te muevas a la velocidad y en la dirección de Dios, vas a aprender algo nuevo. El día que dejas de aprender, ese día dejas de vivir, porque el aprender es vida. Dios no evalúa como tú evalúas, Dios prefiere corazón obediente que lo ama sin condiciones. A Dios no le importa si tienes miedo porque Él es mayor que todo temor.

Salmos 16:7: “Bendeciré a Jehová que me aconseja; Aun en las noches me enseña mi conciencia.”

Dios va a usar cualquier pretexto para acercase, Dios viene de camino hacia ti. Mientras la fe este de pie, va a esforzarse, todo hombre y mujer que no se siente en su fe tendrán sueños y visiones, nuestra responsabilidad es darle una visión a la próxima generación.

“Perfecto” es algo que Dios puede usar, si Dios no puede usarte por la dureza de tu corazón, jamás serás perfecto para Dios. Alguien es perfecto por su obediencia, sujeción y fe. Retraso en una circunstancia puede equivaler a desobediencia, Dios no te hablará una segunda vez si no le obedeciste el primer mandato, ¿cuántas cosas Dios te ha pedido que hagas y no las has realizado? A Dios le gusta la obediencia rápida.

Mientras tu fe no se siente y camine, avanzarás. El día que te sientes, te estancas, si te sientas en la victoria del pasado, mueres a las victorias del futuro.

Levántate y camina, ¡MUÉVETE! Dios nunca ha sido estático, ¡MUÉVETE! A un próximo nivel, a una próxima victoria, Dios avanza con los que avanzan.

Dios cumplirá su propósito en ti y estará contigo hasta que hayas hecho todo lo que Él ha dicho. No te puedes quedar en el 2014, debes avanzar al 2015: el año en que muchos venezolanos caerán de rodillas delante de Dios.

Dios se mudó del cielo a mi corazón, y esa es la mejor forma de estar contigo todo el tiempo. Que poderoso cuando un hombre o una mujer se vuelven casa de Dios, porque cuando el Espíritu Santo se mueve dentro de ti, todo demonio se tiene que ir.

 Génesis 28:17: Y tuvo miedo, y dijo: ¡Cuán terrible es este lugar! No es otra cosa que casa de Dios, y puerta del cielo.”

¿Quieres ser más que vencedor en el 2015? Entonces deja de poner excusas de un perdedor, Dios no se le aparece a un hombre por casualidad sino por un propósito. Levántate hoy y avanza hacia ese futuro que Dios ya preparó. ¡Vienen días de gloria para tu familia y tu linaje!, ¡que nunca tu fe se siente y te exhorto a seguir al 2015!