“Jesús, el Pan de vida”

Efesios 1:15- 18 Por esta causa también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos, no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones, para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos

Hay que orar para tener un espíritu de sabiduría y de entendimiento para conocer realmente a Jesús, y así sepamos cuál es la esperanza a la cual Él nos ha llamado. Jesús es lo más valioso que se puede revelarte al corazón, porque los milagros no te dan revelación de Jesús, queremos conocer quién es Jesús.

Juan 6: 14: Aquellos hombres entonces, viendo la señal que Jesús había hecho, dijeron: Este verdaderamente es el profeta que había de venir al mundo.

Jesús es lo más valioso para ti cuando se te revela al corazón. Cuando no tienes una revelación de Jesús eres capaz de cambiarlo por cualquier cosa. Una vez que los ojos de tu entendimiento son abiertos, empiezas a ver y conocer realmente a Jesús.

Podemos tener años en la iglesia, conocer de la Biblia y ver grandes milagros, pero eso no significa que tengas una revelación de Jesús. A Él le conocemos por revelación y un encuentro personal que tenemos con Él. ¡Necesitamos tener revelación de Jesús!

Juan 6:25:Y hallándole al otro lado del mar, le dijeron: Rabí, ¿cuándo llegaste acá?

Has probado un pan de vida y lo has saciado, quien coma del pan que Jesús le da no vuelve a tener hambre. Muchas veces Jesús se alejará de ti para ver si tú le sigues,  sigue buscando en cualquier momento te vas a conseguir con una revelación de Jesús cambiará tu vida.

Juan 6:27-28: Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre. Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios?”

Trabaja y esfuérzate para ir detrás de Jesús y no serás defraudado. Si todavía Jesús no se te ha revelado, sigue buscándolo. Cree que Jesús no es religión porque quien lo desee lo conocerá. Esfuérzate por seguir lo que permanece en la vida eterna. Cuando crees en Jesús genuinamente, tu corazón y tus obras cambian. Aquellos que estén deseando a Jesús, le conocerán.

Juan 6: 31-32: Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: Pan del cielo les dio a comer. Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo.”

Nunca te desconectes de Jesús, Él te prefiere alimentándote de Él, que haciendo su obra desconectado de Él. Lo que haces para Dios satisface y llena pero no te alimenta. ¡Necesitas verdadero alimento! Jesús es el Pan de vida el único que alimenta tu espíritu.

Así como una rama despegada del árbol no tiene vida, si no estás pegado a Jesús no podrás tener vida. El único que va a llenarte es Jesús, el Pan de vida. ¡Nunca te desconectes de Jesús!