Inundados

Habacuc 2:14: “Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar.”

En todos los mares del mundo no existe un lugar que no esté lleno de agua, todo allí está inundado de ella, y si Dios dice que en un futuro la tierra será llena del conocimiento de su gloria, de la misma forma como las aguas cubren el mar, es porque no va a escapar un estado o un país del conocimiento de la gloria de Dios. Debemos saber que el futuro se acerca cuando avanzamos hacia él, pero mientras nosotros sigamos pensando que la Iglesia de Jesús está llamada solamente a encerrarse en cuatro paredes, nos vamos a parecer más a la ostra que al águila, la Iglesia debe saber que no fue llamada a ser una ostra escondida en la arena, sino un águila sobre volando todo el territorio.

Dios no llama a la Iglesia a vivir entre sombras, sino que le dice que ella es la luz y la sal de la tierra, y el mundo está en tinieblas y necesita luz. Jesús no vino a la tierra para llevarse a una Iglesia derrotada, esa Iglesia que es la plenitud de Él, dice que es gloriosa; el destino de ella no es estar escondida en cuatro paredes, por lo que esta debe entender el papel protagónico que tiene en todos los cambios que el mundo requiere y necesita, no podemos seguir escondidos porque Dios tiene un plan de inundar la tierra con el conocimiento de su gloria.

Tenemos que entender que Cristo viene por segunda vez, y entre las condiciones de la Iglesia que viene a buscar está: gloriosa, pura, sin mancha, sin arruga, ni cosa semejante, en otras palabras una Iglesia que sigue siendo Iglesia y que todo lo que toca lo cambia. A veces, estamos más preocupados por estar en la Iglesia que por predicar a Jesús. Dios no miente, si Él dice que va a llenar la tierra del conocimiento de su gloria como las aguas cubren el mar, Él lo va a hacer, pero con aquellos que se humillen y se pongan en sus manos, con los que se atrevan a arriesgar su reputación, y que tengan la preocupación de que este país conozca a Jesús.

Dios sigue inmutable en su visión diciendo que va a llenar la tierra de su gloria así como las aguas cubren el mar, y nadie lo va a hacer desistir de eso porque Él es Dios; además, está interesado en encontrar gente que crea su palabra, y que esté dispuesta a hacerlo todo para que se cumpla. Cuando conceptualizamos la gloria de Dios podemos decir que es todo lo que es su manifestación: misericordia, bondad, perdón, amor y tolerancia. Todo lo que Dios es está comprimido en su gloria, es su atributo y condición de Él mismo, entonces hay que predicarlo y mostrarlo. La Iglesia debe tomar su posición de trabajo y de militancia cristiana, no debe acomodarse solo dentro de cuatro paredes, Jesús hizo el llamado de “Id” y predicar este evangelio, todo lo demás que hemos hecho es bueno, pero no lo que Dios nos ha mandado a hacer.

Estamos llamados a cambiar el lugar en el que nos desenvolvemos y tenemos el poder de cambiar a Venezuela, ¡lo vamos a hacer!, nosotros fuimos bautizados en fuego, por lo que no podemos caminar de forma blanda. La visión de Habacuc fue para los últimos tiempos, es por ello que, debemos creer que en este tiempo Dios va a hacer que la tierra sea llena de su conocimiento, así como las aguas cubren el mar. No dudemos de Dios, porque Él nunca miente, viene de camino para hacer que su Palabra se cumpla.