“El valle de lágrimas que trae un milagro”

Salmo23: 4: “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento”. <

  Dios siempre va de gloria en gloria, Él no es conformista, y cuando Él te llama, es porque cada vez necesitará que vayas más alto. El conformismo nunca ha sido parte del pensamiento ni la actitud de Dios. El lugar donde estás en este momento, simplemente es un escalón donde apoyarás tu pie para subir a otro más alto. Y Él también es tu Pastor en tiempos de sequía y escasez. En algunas ocasiones, será necesario que atravesemos “valles” – situaciones difíciles que representan el proceso de Dios en tu vida -. Cuando huyes de tu “valle de lágrimas”, estás huyendo de tu milagro, porque en medio de la sombra de muerte y el valle de lágrimas, es donde Dios se te revela, y su luz resplandece sobre ti.

  La vida del joven Daniel que menciona la Biblia, atravesó claramente montes y valles; momentos de éxitos y fracasos, bendiciones abundantes y difíciles pruebas. Uno de esos valles, fue el momento en que lo tiraron al foso de los leones, pero a pesar de haber estado rodeado de grandes y hambrientos leones, Daniel confió en Dios. De esta manera, experimentó muchas pruebas más, pero de esos momentos adversos, Dios lo sacó a un lugar de eminencia y bendición. En el libro de Hebreos, se muestra una lista de hombres y mujeres que son considerados “héroes de la fe”, y cada una de sus vidas fueron procesadas en los momentos más difíciles, pero ninguno de ellos desconfió de su Dios, pues sabían que en esos momentos, estaba siendo preparada su bendición. Aun en medio de los problemas, no temeremos mal alguno, pues sabemos que Dios estará con nosotros.

  Romanos 8:1: “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”.

  Es fácil creerle a Dios cuando todo está bien, pero nuestra confianza en Él es realmente probada en los momentos difíciles. Desconéctate de lo que estás viendo, sintiendo o escuchando, para conectarte con el mundo espiritual que está disponible para ti. Cuando Dios está en tu vida, no estás condenado de ninguna manera a permanecer en la crisis, sino que esta será usada como un medio para llegar a tu bendición. Asimismo, Venezuela está conociendo a Dios en medio del “valle de las lágrimas”. ¡Todo nos ayuda para bien! No hay decreto alguno que te condene a vivir en calamidades y caos, cuando no te dejas dar forma por lo que ves, escuchas o piensas y dejas de ser influenciado por tus sentidos humanos. Al contrario, esto es para aquellos que le permiten al Espíritu Santo obrar en ellos, y son guiados por su voluntad, siendo formados en su presencia y por su Palabra.

  Romanos 8: 5: “Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu”. 

  Si caminas conforme a tus propios pensamientos, vivirás en problemas y no verás ningún avance. No importa los decretos y las condenaciones que te hayan hecho, porque la Palabra de Dios dice, que para los que están en Cristo Jesús, NO HAY CONDENACIÓN VÁLIDA. Si te ocupas de las cosas de Dios, tendrás la bendición asegurada en tu vida, tu trabajo, tu familia y todo aquello que te rodea.

  Romanos 8:6:”Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz”. 

  Cuando vienes a la casa de Dios, comienzas a escuchar el pensamiento de Dios, y cuando empiezas a alimentar tu espíritu con lo que Dios dice, comenzarás a ocuparte en las cosas del Espíritu, y esto te trae VIDA. El mundo del Espíritu, dicta leyes a las cuales nosotros le llamamos “valores y principios”, con el propósito de evitar que nos desviemos de la Palabra de Verdad, y que andemos conforme al corazón de Dios. Esto significa que no podemos vivir en libertinaje o liberalismo espiritual, ya que esto sí nos condena a fracasar constantemente por causa de abandonar los decretos de Dios y apartar nuestros corazones de Él. El Cielo está continuamente tocando las puertas de los venezolanos, dispuesto a regalarle nuevas oportunidades para que se arrepientan y vuelvan sus vidas a Dios. Él cambia un destino de fracaso a un destino lleno de éxitos y bendiciones. ¡Tu milagro está en medio de ese valle de lágrimas!

  Romanos 8:18: “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse”.

  Pablo estaba 100% seguro de que todas las aflicciones que él sufrió, no se podían comparar con la gloria de Dios, preparada y destinada manifestarse en cada hijo de Dios. Muchas personas, luego de estar en lugares altos, rodeados de bendiciones, son trasladados a un valle a través de un decreto negativo en su contra; uno de esos casos puede ser el de aquel que fue diagnosticado con cáncer y comienza a tener pensamientos de duda e incertidumbre respecto a lo que Dios dice, pero al acercarse a la Fuente de Vida, y recuerdan cada palabra de Dios para sus vidas, son fortalecidos y transformados para bien.

  Romanos 8:28-29: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos”. 

  Todos nuestros adversarios son usados por Dios para formar nuestro carácter, y esto es lo que nos llevará a la victoria. Dios ve en nosotros grandes propósitos, aun antes de haber nacido, porque Él predestinó para nosotros un destino glorioso, y nos da sus leyes y normas para que andemos conforme a la imagen de Jesús, y de esta manera, poder arrebatar todo lo que ha preparado para cada uno.

Romanos 8: 31 “¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aún, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.” 

  No culpemos a nadie por nuestros fracasos, el pasado ya no importa. Vivamos convencidos que si Dios está con nosotros, no habrá nada en contra que pueda prevalecer. Si Dios no escatimó el hecho que Jesús fuera su Hijo, para entregarlo a morir por nosotros, NO dudes que Dios te dará todo lo que necesites y te ayudará cuantas veces las requieras. Jesús no está sentado al lado de Dios para acusarnos y castigarnos, sino para interceder por nosotros, y acercarnos más al corazón de Dios; no para alejarnos. Jesús fue severo y fuerte con los religiosos, mas no con los pecadores ni los débiles en la fe.

  ¿Cuál es el ataque de Satanás contra de Venezuela? Robar, matar y destruir la esperanza y la fe del venezolano, para que ya no crean en su país. Pero, Dios siempre usará a sus hijos para hablar de esta gran esperanza a aquellos que la han perdido. Dice la Biblia: “El que en Él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios”. (Juan 3:18). Lo que nos condena como hijos de Dios, no es el pecado, sino dudar de Él y no creer lo que nos ha prometido.

  El “valle” será lo que te acercará a conocer más a Dios, y así tener la victoria en tus manos. ¡Recibe la esperanza, valentía y el ánimo que vienen solo de Jesús! No lo dudes, ¡Vienen días de gloria para nuestro país!