“El tiempo es ahora”

Hageo 1:2: “Así ha hablado Jehová de los ejércitos, diciendo: Este pueblo dice: No ha llegado aún el tiempo, el tiempo de que la casa de Jehová sea reedificada”.

No importa el tiempo que estemos viviendo, debemos estar enfocados en lo que Dios está hablando, porque no ha habido escasez de la Palabra de Dios. Es necesario entender que todos los cambios en la sociedad y naciones, pasan por la restructuración de lo espiritual, de la Iglesia, de aquellos que conocen la Palabra de Dios, porque Él siempre comienza hablándole a su pueblo escogido y cuando llega el tiempo no podemos dejarlo pasar, siempre que hay un día, es porque ya la noche viene y cuando la noche está es porque ya el día se acerca, viene un amanecer para nuestro país. Hemos llegado hasta aquí porque Dios ha estado con nosotros y Él cumplirá su Palabra, cuando el tiempo de Dios llega pasa en horas lo que no ha pasado en años, estamos viviendo días determinantes para los planes de Dios.

No es el tiempo de un hombre o de una Iglesia nada mas, es el tiempo de Dios y somos privilegiados de estar frente a los tiempos del cumplimiento de su Palabra, es por ello que debemos cerrar el oído a las noticias de la tierra y oír las noticias de Dios, porque cuando llega su tiempo también llega una convocación. El Señor Jesús ha dicho, si se conectan con mi tiempo yo puedo revertir las cosas, porque Él es el único que puede abrir los cielos, es el dueño del oro y la plata.

Hechos 1:8: “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra”.

Daniel 2: 19-20: “Entonces el secreto fue revelado a Daniel en visión de noche, por lo cual bendijo Daniel al Dios del cielo. Y Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y la sabiduría”.

La sabiduría y el poder están en Dios, lo que está haciendo en este tiempo lo está revelando a sus hombres por medio del Espíritu Santo. Satanás es un imitador de lo de Dios, pero le sale mal, por la sencilla razón de que Dios está al lado sus siervos y no todo lo que el diablo dice que va a hacer, lo hará, porque hay cosas que él no tiene autoridad para hacerlas, Satanás no tiene mayor autoridad que Dios. Quien quita y pone reyes se llama Jesús y de Él es quien proviene la sabiduría para hacer las cosas mejor. La Gloria postrera de esta casa, será mayor que la primera, el Señor traerá paz a este lugar y nos vestirá de sacerdocio ¡El tiempo es ahora! ¡Cobremos ánimo!  ¡Vamos hacia una gloria mayor!