“El Dios que Quebranta los Límites”



Jesús fue el único que dividió la historia en dos: antes de Él y después de Él. En el pasado, para hablar con Dios tenías que dirigirte a los profetas, pues ellos eran los que hablaban directamente con Él, pero cuando Jesús apareció rompió todas las reformas, Él trajo la reforma más grande para la humanidad.

Jesús apareció para acabar con todos los intermediarios entre Dios y los hombres, pues Él es el Camino, la Verdad y la Vida. Jesús murió en una cruz para que podamos tener una relación con Dios y no formar parte de una religión.

Tengamos los ojos puestos en Jesús, dejemos de mirar a los hombres te pueden decepcionar, pero Dios no. No necesitamos intermediarios para hablar con Jesús, simplemente podemos hablar con Él, con la ayuda del Espíritu Santo.

Jesús no vino a la tierra para concentrar la autoridad y poder, vino a repartirlas a su pueblo. Actualmente, la clase religiosa quiere tener al pueblo limitado, diciéndoles que solo pueden tener una relación con Dios a través de ellos. No necesitas a más nadie para vencer esos problemas, solo necesitas a Jesús.

El éxito de un buen liderazgo no está en la dependencia de las personas a los líderes sino en su independencia de ellos, eso demuestra que la iglesia está conectada a Jesús.

Las leyes del sistema religioso siempre te condenarán. Esas normas y doctrinas no impidieron que la mujer que le trajeron los fariseos a Jesús adulterara, pero un encuentro con Dios cambió totalmente su vida.

Si te encuentras extraviado Jesús es el Camino y si te encuentras sin vida Él es la Vida. Si no le enseñamos a esta generación que Jesús es el Camino, perderemos el avivamiento.

Mateo 12:9-12: “Pasando de allí, vino a la sinagoga de ellos. Y he aquí había allí uno que tenía seca una mano; y preguntaron a Jesús, para poder acusarle: ¿Es lícito sanar en el día de reposo? El les dijo: ¿Qué hombre habrá de vosotros, que tenga una oveja, y si ésta cayere en un hoyo en día de reposo, no le eche mano, y la levante? Pues ¿cuánto más vale un hombre que una oveja? Por consiguiente, es lícito hacer el bien en los días de reposo.”

A Jesús no le importó quebrantar leyes para bendecir a su pueblo. No se puede decir que Jesús no escucha a su pueblo, pero la religión le ha mentido a la iglesia diciéndole todo lo contrario.

Jesús vino a la tierra para quebrar los límites y las reglas del sistema religioso, ¿cómo no va a quebrantar los problemas que acechan a tu familia, a tu matrimonio o a tus hijos?

No eres una casualidad biológica, Dios te soñó para este tiempo. Estamos en esta tierra para un propósito más grande que nacer, vivir y morir.

Hay un Dios que rompe todo límite y frontera. Cuando estás desanimado y afligido, Él está contigo. Toda persona que deje de oír y seguir a Jesús, se desviará de su propósito.

¡Dios va a bendecir tu vida y tu país! Fe es la sustancia de lo que esperas, ¿qué estás esperando? Si la esperanza no tiene sustancia, no es fe. Cree que Dios ha hecho cosas en el pasado y las volverá a hacer.

El sistema religioso te ha dicho que no mereces ese milagro, y aunque no lo merezcas Jesús murió en una cruz porque te ama y te dio acceso a sus promesas. ¿Sabes cuál es la victoria que alegra a Dios? Que levantes las manos al cielo, creyendo que en Él, todo lo puede cambiar.