“Dios tiene un plan”

Jeremías 29:11: “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.”

Dios tiene un plan y no planea dejarte en esa situación de oprobio, de enfermedad, de calamidad y de angustia todo el tiempo, Dios tiene un plan para sacarte de esa situación y llevarte a un lugar nuevo de victoria, de conquista y de éxito y dice su Palabra para darte un futuro lleno de esperanza. Nadie puede oponerse al plan de Dios, porque se trata de un plan que va por encima de cualquier cosa y se va a cumplir sin importar quién se oponga; el plan de Dios contiene propósito, destino y tu futuro, lo mejor que puedes hacer es caminar dentro del plan de Dios, así no entiendas lo que te esté pasando hoy, porque los planes de Dios son mejores, más grandes y son buenos, nada puede dañar el plan de Dios. Lo que Dios ha dicho y lo que ha determinado lo hará, y va a usar lo que menos te imaginas para sacar bendición para ti.

Romanos 8:28: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”

Así tú no entiendas lo que estás pasando, todo te ayudará para bien porque Dios tiene un plan, el asunto es que cuando pasamos por la prueba no entendemos y renegamos, nos quejamos y murmuramos, pero aun sin entender Dios no nos ha dejado ni nos ha soltado y no nos dejará hasta que haya hecho lo que dijo que hará con nosotros, dice la Biblia que Jehová cumplirá su propósito en nosotros, y no podemos escondernos del plan de Dios, porque seguirá avanzando y prosperando.

Génesis 45:16-20: “Y se oyó la noticia en la casa de Faraón, diciendo: Los hermanos de José han venido. Y esto agradó en los ojos de Faraón y de sus siervos. Y dijo Faraón a José: Di a tus hermanos: Haced esto: cargad vuestras bestias, e id, volved a la tierra de Canaán; y tomad a vuestro padre y a vuestras familias y venid a mí, porque yo os daré lo bueno de la tierra de Egipto, y comeréis de la abundancia de la tierra. Y tú manda: Haced esto: tomaos de la tierra de Egipto carros para vuestros niños y vuestras mujeres, y traed a vuestro padre, y venid. Y no os preocupéis por vuestros enseres, porque la riqueza de la tierra de Egipto será vuestra.”

Tú tienes que alimentar tu fe con la esperanza, con la Palabra de Dios y con las promesas que Él tiene para tu vida, la gente se ocupa solo de sustentar el cuerpo, pero se les olvida alimentar la fe, dice la Biblia que la fe viene por el oír la Palabra de Dios, porque esta contiene promesas y las promesas te llenan de esperanza. Tienes que creer hasta el final, tienes que morir creyendo, pero no sigas viviendo para dudar, la fe trasciende lo físico, lo que tú vives, la fe te lleva más allá de lo circunstancial, cuando tu oigas una Palabra de Dios alégrate y créela porque de esa manera la aflicción se va a ir de tu vida.

 Génesis 43:1-2: “El hambre era grande en la tierra; y aconteció que cuando acabaron de comer el trigo que trajeron de Egipto, les dijo su padre: Volved, y comprad para nosotros un poco de alimento.”

Viene un cambio de época y tú tienes que cambiar y moverte a lo nuevo que Dios tiene para ti, basta ya de ese pesimismo, de esa queja, de la incredulidad, del desanimo y empieza a alegrarte por el futuro que será mejor que el presente. Tú verás lo que estás esperando en Dios, en la tierra de los vivientes, así que no temas entrar en la prueba porque Dios siempre tiene un plan y te llevará al lugar de tu bendición.