JÓVENES FUERON INSTADOS A DESCUBRIR SU “PROPÓSITO DE VIDA” EN FORO CELEBRADO EN LA IGLESIA MARANATHA VENEZUELA

Cientos de jóvenes participaron, el pasado viernes 6 de abril, en el Foro Juvenil “Propósito de Vida”,realizado con la finalidad de impartir en los asistentes consejos prácticos de vida, así como responder sus interrogantes frente a una variedad de asuntos centrados en la dinámica de la vida del joven y el propósito de Dios para ella.En su conversación con la comunidad juvenil, el pastor Yobany Blanco, expresó que podemos pasar una vida entera sin cumplir nuestro propósito; entendiendo así que, propósito no solo se trata de cumplir metas personales, sino de cómo nos van a recordar cuando nos vayamos de la tierra, consistiendo entonces en dejar un legado más allá de la existencia. En el foro se recordó a los jóvenes asistentes que, conocer el propósito dará determinación para alcanzar los objetivos, alguien que descubre su propósito, hace las cosas diferentes.

¿Qué es propósito de vida? ¿Tener dinero o una bonita familia solamente puede ser propósito de vida? ¿Qué es un joven con propósito? Fueron algunas de las preguntas que durante el foro se respondieron, además, los jóvenes tuvieron la oportunidad de expresar sus dudas e inquietudes de acuerdo al tema y obtener respuestas, para poder desenvolverse correctamente en la visión de Dios para sus vidas, siendo fortalecido el conocimiento de la voluntad de Dios en ellos.

En el marco de la actividad, los jóvenes fueron instados a tener una visión clara de vida y a no permitir que otras personas le definan, teniendo en consideración, que el lugar donde nacimos no debe marcar nuestro propósito. El foro concluyó haciendo un llamado a conocer a Jesús, amarle y agradarle a Él, siguiendo cada día su ejemplo, en el que podemos precisar que no vino por Él, sino a salvar a los perdidos.

Es importante destacar que, actividades como estas, se realizan regularmente en la sede principal de la Iglesia Cristiana Maranatha, con la finalidad de poder aconsejar, orientar e instruir con mayor cercanía a los jóvenes, a través de enseñanzas, dinámicas, debates y palabras, dirigidas por algún Pastor o líder de la iglesia, brindando así capacitación a los jóvenes para enfrentar los grandes retos que se les presenten.