IGLESIA MARANATHA VENEZUELA DIO A CONOCER SU VISIÓN Y ESTRATEGIA PARA EL AÑO 2019

(Prensa Maranatha Venezuela, 29 de enero de 2019).- Durante un encuentro con el cuerpo de liderazgo, convocado por el pastor Javier Bertucci, en las instalaciones de la Iglesia Maranatha Venezuela, sede Valencia, el sábado 26 de enero, el pastor dio a conocer la visión y estrategia que el ministerio Maranatha en Venezuela, implementará este 2019. En esta intervención, el pastor Bertucci enfatizó que nunca debemos perder la visión, cuya connotación siempre ha sido evangelística, manteniendo la conciencia sobre la necesidad de que todo cambio inicie en el corazón de cada persona, para lograr, entonces, grandes cambios en la sociedad.

En este sentido, destacó que el Reino de Dios es influencia, por lo que la Iglesia, como su representante, debe asumir la responsabilidad de influenciar todo a su alrededor, pero que muchas veces esta tiende a esconderse en locales, generándose el control del líder sobre la gente, por lo que afirmó que un líder no está para controlar, sino para dirigir.  En cuanto a las líneas de acción a implementar para alcanzar la visión planteada, destacó cuatro aspectos que dirigirán la estrategia en este 2019, a saber: formación, organización, oración y difusión.

Con relación a la formación, explicó que próximamente se estarán entrenando a unas 300 personas para el pastorado, hasta lograr abrir unas un mil iglesias que se encarguen de velar por las personas, no solamente en el área espiritual, sino también formarlas para que sean mejores personas y ciudadanos. En cuanto a la organización puntualizó que, “empezamos con nuevas congregaciones en todos los estados, y vamos a descentralizar el ministerio, en el sentido de regionalizarlo a través de delegados regionales para la atención de las iglesias y de todo lo que estamos desarrollando en el país, será un liderazgo simultáneo de Maranatha y El Evangelio Cambia, coordinado desde esta sede, pero con funciones regionales”.

Asimismo, manifestó que desde ya se implementará la línea respectiva a la oración, “Vamos a Orar”, que consiste en llevar la oración a todas las comunidades del país, para orar principalmente por las necesidades de las personas y sus familias, así como por el país, por lo que la intención es involucrar a todos sin ningún tipo de distinción. De igual forma, explicó que todos deben, en la organización, convertirse en difusores con un mismo lenguaje, entendida la visión y propósito, desarrollando una labor de manera conjunta entre el ministerio Maranatha, El Evangelio Cambia y El Cambio (Esperanza por el Cambio), pues todas estas organizaciones trabajan por el mismo objetivo, y es que este país conozca y ame a Jesús, y a través de sus valores el país sea recompuesto en todos los órdenes.

Finalmente, Bertucci instó a trabajar para que lo que sea que Dios haga en el país, sea permanente y tenga estructura para sostenerse en el tiempo. “Estas líneas deben cumplirse para obtener los resultados que esperamos, pues necesitamos expandirnos este año, aumentando una influencia diferente en el país, que no esté basada en odios, sino en amor y perdón, y todo esto lo engloba la fe cristiana”, afirmó.