EMPLEADOS SERVIDORES DE MARANATHA VENEZUELA-VALENCIA FUERON HONRADOS

(Prensa Maranatha Venezuela, 29 de noviembre de 2019).- Los empleados servidores de la Iglesia Maranatha Venezuela, sede Valencia, este jueves 28 de noviembre, en el marco del Mes del Servidor, fueron honrados con un día de celebración especial. En este acto estuvieron presentes los pastores Francisco Barrios, Yobany Blanco y Yira de Blanco, quienes aprovecharon la oportunidad para compartir unas palabras con este grupo de empleados por su valioso desempeño, pues ellos siempre están dispuestos a ir una milla más como siervos de Dios.

En esta celebración el pastor Francisco Barrios expresó lo valioso que es ser un servidor de Jesús, debido a que este es el más grande carnet o título que alguien puede tener; igualmente, hizo énfasis en que un empleado tiene recompensa por su trabajo, pero que un servidor aunque no recibe esta recompensa, tiene grandes promesas del Cielo para su vida. También, el pastor Barrios, compartió los logros que para este en este año 2019 se han alzando en beneficio de los empleados servidores. Asimismo, el pastor Yobany Blanco, expresó que quien ama y sirve se parece más a Jesús, y que es precisamente el servicio, la plataforma para llegar hasta el lugar al que un hijo de Dios desee llegar.

Más adelante, los pastores entregaron reconocimientos a los empleados servidores destacados en sus áreas, por dar siempre lo mejor de ellos en las labores que se les han asignado, y aun mucho más de lo que se les pide.  De igual forma, otro grupo fue premiado por su antigüedad y fidelidad en el ministerio Maranatha, por ser siempre siervos esforzados y valientes dispuestos para toda buena obra. Luego de esto, los más de 100 empleados de esta casa disfrutaron de un almuerzo, el que fue propicio para un grato momento de compartir.

Con esta actividad la Iglesia Maranatha Venezuela, sede Valencia, concluye la celebración del Mes del Servidor, el cual ha sido propicio para honrar la vida de quienes siguen el ejemplo de Jesús al servir al Padre y a su prójimo con amor, pero que también entienden que es el servicio el escenario para conquistar las promesas de Dios para sus vidas. Es así, como sementada en los principios de la Palabra, Maranatha Venezuela sigue adelante hacia el cumplimiento del propósito de Dios.