CELEBRADA SANTA CENA EN IGLESIA MARANATHA VENEZUELA – VALENCIA

Este domingo 2 de octubre, creyentes que bajaron a las aguas en la pasada jornada de bautizos, junto a toda la congregación presente, en sus dos servicios, participaron de la Santa Cena, con la convicción de la eficacia de la obra de redención que Jesús hizo al entregar su vida por todos nosotros muriendo en la cruz, y de que su cuerpo y sangre están representados en el pan y el vino del los cuales todos comieron y tomaron.

La presencia de Dios se hizo sentir de manera especial desde el inicio de cada servicio, llenando de gozo a cada persona. De esta forma, la Palabra expuesta por el pastor Javier Bertucci, estuvo precedida por un ambiente de celebración y alegría. Y el mensaje trazado llevó al entendimiento del valor del alma, cuyo rescate valió que el Hijo de Dios entregara su vida y derramara su sangre; por tanto, nosotros ahora tenemos la responsabilidad de cuidar esa salvación y nuestra alma hasta el final, no dando más valor a las cosas de esta tierra, que son temporales, sino teniendo un sentido de eternidad.

Al respecto, el pastor Bertucci exhortó a la congregación, afirmando: “Mi ruego es que usted entregue plenamente su  vida a Dios y que camine en Él por siempre. Es justo y digno que vivamos para Él toda nuestra vida y tener la esperanza de verle cara a cara.” Seguidamente, todos tomaron la Santa Cena con genuina devoción, y al finalizar el servicio, muchos acudieron al llamado de Dios por su salvación.

Domingo 02 de octubre de 2016