IGLESIA MARANATHA VALENCIA REALIZÓ I TALLER DE FORMACIÓN COMUNAL HACIENDO DISCÍPULOS

Publicado el 04.06.2013

Con la participación de 50 Concejos Comunales

El objetivo de Haciendo Discípulos  no es traer gente a la Iglesia, es llevar a Jesucristo a las comunidades, facilitar a las personas el acceso a la palabra de Dios través de predicaciones, enseñanzas y un conjunto de charlas y talleres de formación en valores cristianos

Con la asistencia de 50 voceros de Consejos Comunales de diferentes comunidades del estado Carabobo, se llevó a cabo el taller en las instalaciones de la Iglesia Maranatha Valencia con el fin de explicar los beneficios que el Programa de Formación Comunal Haciendo Discípulos ofrece a toda la familia, la comunidad, al estado y la nación. Actividad que estuvo a cargo de la Diácono Yelitza Escobar de Alviarez y el Capellán Jeickson Portillo, quienes además de ofrecer los detalles técnicos, impartieron la Palabra de Dios entre los asistentes.

Este es el primer taller que se realiza desde que se inició el programa Haciendo Discípulos el pasado 28 de enero de 2013, cuando se presentó en el Fuerte Paramacay donde funciona la 41 Brigada Blindada del Ejercito Venezolano,  ubicado en la ciudad de Valencia.

El Capellán Portillo explicó que se trata de un ofrecimiento que realiza la Iglesia cumpliendo con su corresponsabilidad social, si bien son un ente netamente espiritual, no pueden dejar de tender la mano al necesitado en las comunidades.

“Estamos -continuó Portillo-  dando la muestra de amor de Jesús, tendiendo la mano al necesitado, ayudándolo en la formación de valores y principios a partir de la Palabra de Dios, creyendo que no hay forma de que una nación se desarrolle a espaldas de Dios y que la única manera de levantar comunidades, familias y hogares sólidos es fundamentado en la roca que es la Palabra de Dios”.

La Iglesia Maranatha Valencia a través de “Haciendo Discípulos” desea integrar la Iglesia y la comunidad trabajando en conjunto para el beneficio de la población. Conscientes de que el crecimiento de un centro de discipulado está en manos de Dios, y en la diligencia que como iglesia tengamos, junto a los Consejos Comunales, para que haya un incremento en los centros de discipulados.

La intención del discipulado no es traer gente a la iglesia, es llevar a Cristo a las comunidades, facilitarle a las personas el acceso a la Palabra a través de predicaciones y enseñanzas, dijo el Capellán Jeickson Portillo.

En este primer taller se efectuó la presentación del programa “Haciendo Discípulos” a los voceros de 50 Consejos Comunales que representan el mismo número de comunidades donde se llevan a cabo los discipulados, y que se constituyen en plan piloto o comunidades pilotos.

“Desde ya -informó Portillo- nos estamos concentrando en una segunda parte del programa, además de los discipulados los días lunes, impartidos por el Pastor Javier Bertucci, estamos ofreciendo charlas dirigidas a las madres y jóvenes, así como talleres de formación en temas diversos como hábitos alimenticios, cursos básicos de panadería, primeros auxilios, talleres de teatro impartidos por el grupo de Arte Maranatha, liderazgo comunal, entre otros; así como atención de consejería espiritual, asesorías legales, atención  psicológica, programas de ayuda social. Todo lo que esté en nuestras manos hacer para el beneficio de la comunidad con los recursos que poseemos y que con la ayuda de Dios estamos dispuestos a dar, todo con el fin de que los jóvenes, niños y adultos se involucren y participen en actividades productivas bajo la formación en valores cristianos”.

Cerca de 2 mil personas participantes

A la fecha, 50 comunidades se han integrado al programa Haciendo Discípulos  con una participación cercana a las 2000 personas entre niños y adultos.

Se planea que para  finales de este mismo año sean discipuladas y atendidas unas 180 comunidades.

Con la integración comunidad e Iglesia se espera que cada Consejo Comunal realice una reunión con los facilitadores asignados en cada zona para que organicen en conjunto un cronograma de actividades  que permitan durante los meses venideros la organización de las charlas y talleres según sea el caso para darle respuestas a las necesidades espirituales de cada sector según lo ofrecido a través del programa de Formación Comunal Haciendo Discípulos, destacando que sólo tomados de la mano de Dios esta nación sufrirá una transformación en la que veremos la gloria de Dios.